LOS DOS GALDAKANOS ENTRE 1375 Y 1610, EL INFANZÓN Y EL BILBAÍNO

LOS DOS GALDAKANOS ENTRE 1375 Y 1610, EL INFANZÓN Y EL BILBAÍNO
Aitzol Altuna Enzunza

“Oinaz eta Ganboaren
errierta handia
ikusirik lur zelaia
jota dago mendia”
Gabriel Aresti



Los conflictos aparentemente comerciales entre los hijodalgo que controlan el territorio de Bizkaia en los siglos XIII, XIV y XV conocidos como “Guerra de Banderizos”, tienen sin embargo un componente político por el intento de los Haro y del rey de Castilla -como señores de Bizkaia-, de beneficiar a las familias que les ayudaron a mantener su posición preeminente frente a las familias leales a los reyes y señores nabarros que eran los legítimos del señorío de Bizkaia y que durante el siglo XIV consiguieron liberar parte de la Nabarra Occidental con el apoyo de los ganboínos locales (Gipuzkoa, Alaba y parte de La Rioja 1368-73 no así Bizkaia), lo que produjo una situación tremendamente belicosa y que fue la causa principal de las Guerras de Banderizos en la Bizkaia nuclear, centrada en los siglos XIV-XV en la frontera entre las villas de Galdakano y Bilbao por el control del cordal de la sierra de Ganguren, con hasta 275 muertos en el siglo XIV según Labayru, siendo aún más sangriento el siglo XV donde hubo varias importantes batallas en esta sierra como veremos en otro artículo.

Es de la misma opinión el antropólogo español Julio Caro Baroja (Madrid 1914- Bera 1995) para el que "es probable que la división quedara condicionada por la enemistad de dos grandes linajes en su origen. Uno el de los Mendoza que, en una época en que el condado de Álava andaba revuelto, parecen haberse inclinado hacia Castilla, y el otro el de los Guevara, que se inclinaban más hacia Navarra".


La inestabilidad social solo concluyó tras varias intervenciones armadas de las tropas castellanas de los señores de Bizkaia (que siempre gobernaron el señorío desde la lejanía), y solo tras varias concesiones comerciales a los hijodalgo o infanzones nabarros de Galdakano y de Arrigorriaga como la fundación por el infante Juan I señor de Bizkaia de la villa de Miravalles en Ugao (Zeberio) en 1375, en el camino de Orduña por el valle de Aiala (parientes de los Haro) que fue el gran beneficiado, mientras que los labradores censuarios (arrendatarios) que el señor de Bizkaia tenía en Galdakano, tuvieron que pedir su inclusión en la nueva villa de Bilbao en ese mismo año 1375 (junto a los de Arrigorriaga y Zaratamo) para poder defender sus bienes y sus vidas, todo ello en beneficio de Bilbao y en perjuicio de la villa nabarra de Galdakano cuyo fuero no fue reconocido por Castilla (https://lehoinabarra.blogspot.com/2018/12/galdakano-la-primera-villa-nabarra-de.html).

Estanislao J. Labayru (Filipinas 1845- Bilbao 1904) en su “Historia de Bizcaya” narra como “El 18 de Marzo de 1375 contrajo matrimonio el infante don Juan (señor de Vizcaya y futuro rey de Castilla); y agravándose el estado de perturbación en que se encontraba Bizcaya por culpa de los banderizos, y a repetidas instancias de muchos campesinos fundó en el mismo día 1 de Agosto de 1376 las villas de Munguía, Larrabezúa y Rigoitia, siendo la causa de estas poblaciones, los muchos males que recibían las merindades de Uribe y Busturia por no estar pobladas. Las cartas poblacionales son casi iguales y a Larrabezúa se le llamó Villanueva de Berresonaga.

Al mismo estado de perturbación obedece el privilegio que recibieron los labradores de las anteiglesias de Galdácano y Zarátamo, de pertenecer a la villa de Bilbao como vecinos, los cuales fueron de los llamados censuarios del Señor, dando a Bilbao sobre ellos la jurisdicción mero mixto imperio, jurisdicción que más tarde perdió Bilbao por abandonar el nombramiento de fieles que debía hacer en ellas.

Las casas labradoriegas vecinas de Bilbao eran ciento seis de Galdácano y San Juan de Bedia, y cincuenta y cuatro en Arrigorriaga, Zarátamo y San Miguel de Basauri.

(…) por los “muchos daños y fuerzas e tomas” que padecían de “algunos fijosdalgo de Bizcaia” los labradores censuarios de Arrigorriaga, Zaratamo y Galdácano se querellaron antes el señor de Bizcaya para que vieran defendidos y amparados pidieron que les fuese concedido ser vecinos de la villa de Bilbao, y así fue como el señor de Bizcaya Don Juan I: “Para ello dio a Bilbao la jurisdicción mero mixto io imperio en los labradores de las anteiglesias de Zarátamo, Galdácano y Arrigorriaga, y a los fijosdalgo les fincó á salvo las ganancias, heredamientos, términos y montes, aguas, pastos y caminos que tuvieren en las referidas anteiglesias, porque aparte de lo que era territorio censuario existía el infanzón, como en todas las demás repúblicas del Señorío, que era lo que pertenecía a los hidalgos. Expidió la carta-privilegio en Almazán a 12 de Marzo de la Era (Hispana) de 1413 o sea en el año 1375” (“Historia General del Señorío de Vizcaya” Tomo II pag. 433 “libro de los Privilegios” de Bilbao).

Por tanto, en el caso de Galdakano eran 106 “fuegos” o familias las que aparecen en el documento como “vecinos de Bilbao”. Hasta ahora se creía por este documento que todo Galdakano había pasado hasta el año 1610 a pertenecer a Bilbao, sin embargo el texto es muy explícito sobre cómo solo los “labradores censuarios” o arrendatarios del señor de Bizkaia son los que pasan a Bilbao y no así los hijodalgo y los labradores libres (propietarios), ya que “aparte de lo que era territorio censuario existía el infanzón”.



Es más, si observamos las “caserías” de labradores censuarios que pasan a pertenecer a Bilbao, su listado marca el nuevo “camino Real” entre Bilbao y Castilla (para ver el origen de las caserías, viviendas anteriores a los caseríos, se puede leer https://lehoinabarra.blogspot.com/2018/10/poblaciones-de-bizkaia-al-incorporarse.html). En el siglo XIV-XV se creó un nuevo camino Real con la fundación de la villa de Bilbao, el antiguo puerto begoñés, y la necesidad de acarrear las mercancías que llegaban a su puerto remontando la ría hasta el puente de San Antón al interior bizkaíno y la meseta y viceversa. Por tanto se crea el “camino Real” o erregebidea (errepidea) que atraviesa el actual centro de Galdakano como una espina dorsal por los Barrios de Jugo-Aperribai-Olabarrieta-Urreta-Zamako(n)a y desde Mugaburu-Egia-Rekalde-Olabarri, barrios que aparecen en el documento de 1375, siguiendo hacia Usansolo y Bedia por el lado derecho del río ibaizabal. En “Urgoiti”, en la zona conocida siglos después como El Gallo (desde el s. XIX) y donde estaba el palacio del mismo nombre (del s. XVII), se estableció sin embargo una aduana para las mercancías que iban hacia el puerto de Barazar por el valle de Arratia o hacía el duranguesado, privilegio que solo tenían en el señorío las villas o la ciudad de Orduña (una explicación más ampliada del camino Real en el ANEXO 1).

Palacio barroco de Aperribai, cercano a la casa-torre

Si observamos en un mapa el listado de 1375 que nos facilita Labayru y respetando el orden con que las transcribe, los apellidos hacen referencia a las caserías de sus dueños y van en orden de Oeste a Este siguiendo el camino Real de Bilbao, es bastante fácil en general situarlas, el camino empieza precisamente en la actual frontera entre Galdakano y Etxebarri:

ACTUALES BARRIOS DE JUGO, APERRIBAI, OLABARRIETA, ARETXABALETA, GARIBAI, AGIRRE Y URIZAR - 16 HOGUERAS-:

Pedro de Jugo.
Martin de Jugo,
Juan de Aperribay.
Juan de Aperribay (otro del mismo nombre y apellido)
Torre de Aperribay (de la que luego hablaremos y que no era una casería de labradores).
Martin de Olabarrieta.
Horcuno de Garaybay.
Juan de Abendano.
Juan de Iberichaga (no aparece en el listado de 1514, puede ser la zona de Aretxaga).
Pedro de Uberichaga, su vecino.
Sancho de Barraondo (no aparece en el listado de 1514 donde aparecen varios Bengoetxe).
Martin de Arechabaleta.
Hortuno de Arechabaleta.
Pedro de Aguirre.
Pedro de Urizar.
Martin de Urizar.

Caserío Zamako(n)a

ACTUALES BARRIOS DE URRETA, ZAMAKO(N)A, EGIA, REKALDE, GOIKOETXE(A), BASABE -13 HOGUERAS-

Martin de Zuloaga (no aparece en el listado de 1514).
Rodrigo de Zugasti.
Pedro de Biriaga de Urresta.
Pedro de Plaza.
Juan Martinez de Zamacona.
Juan de Eguia.
Martin de Barroeta (familia procendente de Bedia).
Iñigo de Recalde.
Pascual de Elorza,
Martin de Goicoechea.
Juan de Badabe (Basabe).
Martin de Laza de Goicoechea.
Tomas de Basabe,

Caserío de Errekalde

BEKEA -3 HOGUERAS-:

Juan de Bequea.
Domingo de Bequea.
Anton de Bequea,

GOROZIBAI, LABEA(GA) -7 HOGUERAS-:

Antonio de Leguina (¿? cordal del Ganguren hacia Lezama, quizás pariente que crea nueva familia)
Juan de Hereno (apellido procedente de Bedia).
Juan de Lavega.
Pedro de Rozibay (Gorozibay).
Juan de Bilbao (nombre de inclusa)
Miguel de Gorozibay,
Martin de Gorozibay.

Caserío de Gorosibai

SAN JUAN DE BEDIA –LEMOA -42 HOGUERAS-:

Iuan de Belaostegui (entrada de Bedia por donde discurría el camino Real).
Juan de Leguina (Lezama en el alto de Ganguren)
Juan de Emendarte (Hemandarte en el documento de 1514, también en Bedia),
Pedro de Gallaga (2 familias de este barrio de Arraño en Lemoa, no están en el documento de 1514).
Pedro de Asteinza (Bedia centro, lado izquierdo del Ibaizabal, puente entre ambas márgenes).
Juan de Arte, abajo
Juan de Asteinza
Pedro de Elorriaga (aunque se llama así el barrio más antiguo de Lemoa con importantes tumbas altomedievales, en este caso podría ser de Gorozibai donde tenemos Elorriotxueta).
Domingo de Soto.
Martin de Jauregui (Bedia centro, lado izquierdo del Ibaizabal).
Pedro de Jauregui
Domingo de Jauregui
Martin de Ibarra (Lemoa frontera con Bedia).
Sancho de Gallaga (Lemoa barrio Arraño).
Martin de Barroeta (Bedia barrio contiguo a Eroso-Ugarte en el lado derecho del Ibaizabal hacia Lemoa).
Juan de Barroeta
Juan de Heale (Ealo, Bedia centro actual, San Juan).
Juan de Hormaeche (Bedia Eroso-Ugarte en el lado derecho del Ibaizabal).
Juan de Bengoechea (Bedia Eroso-Ugarte).
Martin de Mendisuno (Bedia Mendizur en Eroso-Ugarte).
Juan de Mendisuno.
Juan Ochoa de Mendisuno.
Pedro de Ibarreche (Ibarra-etxe ¿?, Lemoa frontera con Bedia)
Martin de Ugarte (barrio Eroso-Ugarte de Bedia)
Martin de Alzaybar (Altzaga en Arraño ¿? no aparece en el listado de 1514).
Domingo de Lareaga (Labeaga).
Juan de Enderan (¿? no aparece en el listado de 1514),
Hortuno de Belaostegui (quizás Belaustegi en Bedia frontera Usansolo-Ereño)
Martin Ochoa de Vichuraguren (¿? no aparece en el listado de 1514).
Martin de Ibarra (Lemoa frontera con Bedia).
Hortuno de Echavarria (¿?)
Martin de Eguiluz (¿? no aparece en el listado de 1514).
Pedro Hortiz de Hereno. (Bedia hacia el Mandoia por Eroso-Ugarte)
del hijo de Juan Ochoa de Hereño
Juan de Ibarra (Lemoa frontera con Bedia).
Pedro Ortiz de Ereño
Domingo de Ereño
Juan de Abicha (no aparece en el listado de 1514).
Juan de Veizar (Urizar ¿?)
Pedro de Yuca, achero (no aparece en el listado de 1514).
Juan de Yuca (no aparece en el listado de 1514).
Sancho de Plaza.

Caserío Artabene de Eroso-Ugarte 

BEKEA, LABEAGA, GOROZIBAI, ORDEÑANA -13 HOGUERAS-:

Juan de Bequea.
Domingo de Leabe (Labea(ga).
Juan de Uberichaga (hay otros dos en Aperribai-Bengoetxe)
Juan de Arandia (no aparece en el listado de 1514).
Juan de Eleabe (Labea).
Juan de Jauregui, tirador (Bedia centro, lado izquierdo del Ibaizabal).
Pedro de Xauregui (Bedia centro, lado izquierdo del Ibaizabal).
Juan Saenz de Eleabe (Labeaga).
Juan Pedro de Gorozibay de Eleabe.
Lope de Gorozibay,
Juan de Asunsolo, el de Hordenana.
Salvador de Naba (¿?).
Pedro de Ogueza (hay un Ozaeta en el listado de 1514 en Agirre-Urizar).

Torre de Zuazo

El listado sigue con caserías fuera del camino real, que parte desde el puente del mercadillo (Bengoetxe) donde había una gran padura, por Zuazo y por el lado izquierdo del Ibaizabal hasta Arteta:

BARRIOS DE ARTETA, ZUAZO (12)

Pedro de Barrondo de Arteta.
Ochoa de Arteta.
Juan de Arteta.
Martin de Arteta.
Martin de Aperribay.
Martin Saenz de Zuazo.
Juan de Zuazo.
Martin de Anuendiaga (¿? No aparece en el listado de 1514).
Martin de Madariaga (Familia quizás proveniente de Zaratamo).
Pedro de Barroeta, masero (macero).
Martin de Zuazo.
Pedro de Zugasti.

Total 106 casas.


Los barrios galdakaneses que faltan marca el “camino viejo de Etxebarri” por la sierra de Ganguren y sería probablemente los más poblados por estar en los caminos y rutas comerciales anteriores al camino Real.

Son los barrios de Artola-Padrola-Altamira-Uraburu (Elexalde), el cual tiene tres caminos de bajada:
Uno por Askarri a Gumuzio (que después por Kortederra se dirige hacia la merindad de Zornotza y el duranguesado) o a Urgoiti-El Gallo.

Caserío Gumuzio junto a la casa-torre del mismo nombre

Un segundo por Aldatze y el antiguo vía crucis a: Zabal(e)a-Torrezabal (en su cima y junto al río Ibaizabal)-Guturribai-Eizaga.
El tercero por Aldatze pero en el camino Real que cruza por el Aretxondo seguiría hacia Olabarri y Urgoiti-El Gallo.



En el listado de 1375 tampoco hay referencias de caserías en la zona de Oinkina-Usansolo-Puentelatorre de los Abendaño-Lekue-Isasi (Isisi, fronterizo a Arteta), ni a Tosubando con la antigua ermita de Santo Tomás txikerra, ni del barrio de Utxarain, en los cuales seguro que habría una importante población.

Txapelena de Oinkina (Usansolo)

La frontera entre la zona de labradores censuarios y la infanzona en el Galdakano actual atendiendo a su toponimia estaría en Mugaburu (hoy Muguru), en la zona de Egia y probablemente en el río Errekalde.

Tampoco aparece casería alguna de San Vicente de Etxebarri, que entonces pertenecía a Galdakano (tampoco como integrada totalmente en Bilbao), por lo que quedaría dentro de la parte infanzona los hijodalgo y labradores libres de Urgoitia hasta su barrio de Uribarri.

Tampoco aparecen caserías de la zona de Lemona, en el barrio de Andra Mari (iglesia románica con restos del siglo XII) existe el palacio de los Aldape originarios de Galdakano (venidos de tierra Estella con Sancho de Galdakano a finales del s. XII), palacio que marca el camino a Biztubieta de Kortederra dentro del alfoz de la Urgoiti infanzona.La frontera con la merindad de Zornotza estaría en Boroa como hemos visto en el artículo “Urizar y Urigoti” pues la comarca de Kortederra no se vendió a Etxano hasta mediados del siglo XIX.

Palacio Aldape de Lemoa

En el año 1514 y en relación con la conquista de Alta Nabarra (1512-1530) el rey de Aragón Fernando “el Falsario”, muerta ya su primera mujer Isabel I “la Católica” de Castilla y casado con Germana de Foix (hermana de los reyes de Nabarra) y en nombre de su hija Juana “la Loca” como señora de Bizkaia, necesitaba financiar la conquista del resto del reino de Nabarra, para lo que mandó hacer un censo de las “fogueras” o casas que había en las villas de Bizkaia incluidas las del Bilbao, a la que reclama aporten su parte por el privilegio que suponía.

El historiador bilbaíno José Ángel García Cortázar sitúa la población Bizkaia en el año 1500 en:

• Villa y ciudades: sobre 25.000 habitantes (5.550 fuegos)
• Anteiglesias: sobre 24.500 habitantes (5.500 fuegos)
• Casas censuarias: 5.100 habitantes (1.130 fuegos)
• Enkartaciones: 9.675 habitantes (2.150 fuegos)
• Duranguesado 3.312 (736 fuegos)

Total unos 67.00 habitantes y 15.000 fuegos u hogares, de los cuales tan sólo un 7,5% son censuarios, por lo que cabe esperar que en Galdakano, Arrigorriaga o Zaratamo el porcentaje sea similar, ya que, según Labayru:

“(…) el llamado pecho o pedido de las casas censuarias, que no era tributación señorial como algunos han pretendido, sino el fruto del arrendamiento que los labradores que cultivaban las heredades y tierras de los señores pagaban a éstos a modos de canon, o enfiteusis.

En todas las regiones y distritos del país recibió el señor ejidos y seles para que, labradas las tierras y aprovechados los montes, los labradores manejaban la propiedad de aquél, rentasen el manejo de las heredades de que eran inquilinos. Por lo cual a las casas de éstos se les denominó censuarias, por el censo o renta anual con que contribuían al señor a fuer de dueño y propietario de sus hogares y labranzas. El señor de Bizkaia contaba con un tesorero que controlaba el pago anual de las rentas y de los prestameros que vigilaban por su mantenimiento”.

El censo mencionado de caserías de 1514 aparece en un documento de la familia galdakanesa de los Arbolantxa, fundadoras de la villa de Bilbao como vimos (https://lehoinabarra.blogspot.com/2019/01/la-guerra-entre-la-villa-nabarra-de.html), que es la que escribe:

“Yo, Diego Peres de Arvolancha, alcalde hordinario de esta noble villa de Vilbao, fago saber a vos, los fieles e vezinos de las anteyglesyas de sennora Santa María de Galdacano e San Llorenti de Çaratano e San Juan de Vedia e Santa Maria Madalena de Arrigorriaga que soys de la juridicion e jusgado de la dicha villa de Vilbao: e para saber quantos fuegos ay en las dichas anteyglesias cunple que se haga reveyniento de los dichos fuegos.

Fecha en Vilbao, a treynta y vn dias del mes de agosto de mil e quinientos e catorze annos (1514).”

El escribano real venido a tal efecto desde la Corte castellana, tomó nota de las casas de Galdakano avecindadas en la villa de Bilbao:

• San Juan de Vedia: 46 fogueras nuebas; XV 1/3 biejas
• Galdácano: 88 fogueras nuebas; XXIX 1/3 biejas.
• Çaratamo: 35 fogueras nuebas; XI 2/3 biejas.
• Arrigorriaga: 31 fogueras nuebas; X 1/3 biejas.
Son en total 200 fogueras nuebas y LXVI (66) 2/3 bieja (de las cuales las de Galdakano y Bedia son 134 de las 106 que había en 1375).

El texto nos da la situación exacta del acto notarial de petición de pechas para el señor de Bizkaia y rey de Castilla:
En Vrgutia, que es en la anteyglesia de Galdacano, a tres dias del dicho mes de setienbre, anno susodicho de mill e quinientos e quatorze, en presençia de mi, el dicho Sancho de Sojo, escriuano, e testigos de yuso escriptos, pareçio presente el dicho Juan Lopes de Retes e dixo que les pedia e requeria a los dichos Juan Peres de Ysunsolo e Sancho del Castillo e Martin Saes de Oyquina, escriuano, e Pero Saes de Arechaga e Juan Gonçalis de Çamacona e Hurtun Saes de Oçaeta e Pedro de Labeaga e Juan de Olabarria e Martin de Labeaga e Juan de Recalde e Sancho de Bengoechea e Juan de Çamacona e otros vezinos de la dicha anteyglesia de Galdacano, que ende estaban en su ajuntamiento (…)”

Vemos por los apellidos toponímicos que hacen referencia a los caseríos o casas-torre de sus poseedores, que todos los firmantes son galdakaneses fácilmente reconocibles. Por tanto, en este documento de 1514 aparece claramente la continuidad de Galdakano como anteiglesia independiente de Bilbao con las caserías y casas-torre de los Hijodalgo y labradores libres de la parte infanzona o propietaria de sus casas: “En Vrgutia, que es en la anteyglesia de Galdacano (…) de la dicha anteyglesia de Galdacano, que ende estaban en su ajuntamiento” (ANEXO 2 TEXTO COMPLETO).

Si contrastamos los apellidos de este documento de 1514 con las primeras partidas de nacimientos de Galdakano que tenemos de entre los años 1560-1600 y que suman 718, vemos que en Galdakano habitaban otras familias además de las citadas, entre ellas los ilustres hijodalgos. En rojo en el cuadro siguiente vemos los apellidos del documento de 1514 (cuando el padre no tiene apellido de Galdakano tomo el de la madre si lo fuera), que eran mayoritariamente labradores censuarios en 1375 y donde la población aumentó para notablemente 1514 gracias al empuje del camino Real. En azul vemos otros apellidos de hijodalgos y de labradores libres cuyas casas estarían en la zona infanzona. En verde dejo los apellidos que no me atrevo a señalar su lugar de procedencia o que claramente no son de Galdakano.




La existencia de "dos Galdakano", Urgoitia y Urizar (https://lehoinabarra.blogspot.com/2018/06/urgoitia-y-urizar-dos-ciudades-en-el.html), la zona infanzona y la de labradores censuarios, queda manifiesta también en un documento por un pleito, donde se describe claramente la existencia de ambos, siendo el representante de la Urgoiti o de la villa nabarra Martín de Abendaño, y de los labradores censuarios de Galdakano vecinos de Billbao Juan Martínez de Bekea (los apellidos de ambos son muy significativos). El documento se firma en Bilbao en 1463 (texto completo en el ANEXO 2). La relevancia de los jueces, firmantes y testigos, no deja lugar a dudas de la importancia de lo tratado:

“Martin de Abendanno, procurador de los hijosdalgo de Galdacano, e Juan Martines de Bequea, fiel de los ommes buenos labradores, vesinos de la dicha villa (de Bilbao), moradores en la dicha anteyglesia de Galdacano”, de commo por las bulas de la santa crusada que avyan resçibido los de la dicha anteyglesia hijosdalgo e labradores, besynos de la dicha villa de Biluao, por carta e mandado del rey (…)”

Otro detalle importante que demuestra que entre 1375-1610 siguió una parte de Galdakano con su “ajuntamiento” independiente de Bilbao, nos lo dice el hecho que Galdakano acudía a las Juntas Generales del señorío en esos siglos (también Arrigorriaga) con el asiento 38 de las anteiglesias. Las primeras Juntas con acta que se tienen son de 1506 fechas en las que se crean las Diputaciones Forales o gobiernos permanentes del señorío, en la cual el Diputado General único es un galdakanés justo en las fechas que surge esta figura de gobernador de Bizkaia, se trata del infanzón Fortún García de Usansolo. En 1571 será Diputado General otro infanzón galdakanés por el bando ganboíno, Sancho García de Aldape (Juan Gómez de Butrón lo será por el oñacino), en 1584 lo fue Sancho García de Aldape e Isasi y en 1618 Martín de Aldape, lo cual no sería posible si todo el municipio estuviera dentro de la villa Bilbao (las villas no acudía en ese siglo a las Juntas Generales)

https://lehoinabarra.blogspot.com/2014/08/origenes-de-las-diputaciones-forales.html



Bautismos de la familia Aldape en Andra Mari de Galdakano desde mediados del siglo XVI que es cuando empezaron a registrarse (1560-1599)

Bodas registradas en Andra Mari de Galdakano de la familia Aldape, 
donde tenemos a Sancho García Aldape en 1587 casado con Mayora de Usansolo 
(por tanto García es el nombre, probablemente "Gartzea" o gaztea, "el joven" Sancho como su ilustre antepasado Sancho de Galdakano)


En estos documentos Galdakano parece representar a la merindad de Bedia o la de Arratia y no a la de Uribe donde terminará enclavada tras unirse de nuevo el municipio, donde se vuelve a ver la influencia de Bilbao, ya que hasta entonces Galdakano está relacionada con el valle de Arratia hacia donde basculó desde su fundación y posición central en la Bizkaia interior (“El Gobierno Universal del Señorío de Vizcaya” Darío Areitio y Mendiola -1943-)

Otro galdakanés de la zona infanzona fue Lope de Gumucio Isasi. Está documentado que en la Junta General anual de Bizkaia llevada a cabo el 31 de diciembre de 1578, el año que fue establecido el Mayorazgo de Gumuzio en Galdakano, Lope representó la Anteiglesia de Galdakano y se le dio un poder para representar la Anteiglesia de Aranzazu en Arratia, vicaría a la cual pertenecía Galdakano.

La familia Aldape, como veremos mejor en otro artículo, tenía una torre o castillo en Galdakano en Uraburu-Elexalde (y alguna más como las dos de Torrezabal en Zabalea y junto al puente del mismo nombre en el río Ibaizabal), esta familia desde el siglo XV se trasladó a Lemoa en la zona infanzona como hemos dicho, probablemente por la quema de su castillo por los Aperribay, los señores más importantes de la zona galdakanesa de los labradores censuarios en el Camino Real de Bilbao, según la Crónica del siglo XVII de Ibargüen-Cachopín. En todo ese período no hay galdakaneses en la Junta del Señorío de la parte labradora-censuaria que fue “otorgada” a Bilbao.

Muchos señores de Bizkaia (reyes de Castilla desde 1379) trataron de detener las “luchas de Banderizos”. El rey de Castilla Enrique IV “el Impotente”, en 1463 desmochó las casa-torres de los “señores de la guerra” a la tercera parte, es decir reduciéndolas por arriba para que no sirvan de defensa. Las conocidas como “Capitulaciones de Chinchilla” (1483-1487) pusieron punto final a las confrontaciones. Pedro de Abendaño y Juan Alonso de Mugica, cabecillas ganboínos y oñacinos, fueron condenados a destierro a Andalucía para allí luchar contra los musulmanes españoles durante varios años, después tuvieron que rendir vasallaje y pedir perdón al rey castellano y señor de Bizkaia.

La situación se prolongó realmente hasta la “Concordia de 1630”, cuando las 21 villas que tenía para entonces Bizkaia tomaron parte de las Juntas Generales encabezadas por la capital que todavía era Bermeo, con asiento y voto primero por las villas (las 21 villas solo tenían 1 voto en las Juntas Generales), ya que estas villas chocaban con la “Tierra Llana” o anteiglesias, siendo la segunda fuente de ingresos de los señores de Bizkaia, de ahí su interés en promover su fundación, aunque muchas de ellas fracasaron.

En el año 1610 es cuando Galdakano volvió a ser un municipio unido en forma de anteiglesia abarcando casi su totalidad, ya que para entonces Etxebarri se había independizado a principios del siglos XVI y Bilbao jamás devolvió a Galdakano los territorios usurpados de Arbolantxa y de la zona de Artxanda. En el siglo XVIII Bedia se independizará de Galdakano aunque durante muchos años pasó a ser una "Colación" sin asiento en las Juntas de Bizkaia.

https://lehoinabarra.blogspot.com/2016/09/la-torre-nabarra-de-tosubando-en-bedia.html





ANEXO 1

EL CAMINO REAL DE BILBAO A SU PASO POR GALDAKANO

“Empieza por la parte del Poniente en un puentesillo confinante con el barrio llamado de Jugo y la República de Echevarri. Sigue después hacia oriente en el curso de la ría con los montes de ambos lados del Camino Real en distancia de 2 leguas largas hasta el otro puentesillo que se halla en este camino” (Ignacio Albiz 1791). Este “puentesillo” es para salvar el riachuelo que nace en Aretziturri, conocido como Jaga (aunque tiene varios nombres), justo bajo la cima del monte Ganguren, y que marca los límites entre Galdakano y Etxebarri actuales.

El ramal principal del Camino Real que venía desde Bilbao, llegaba los barrios de Aperribai y Jugo donde tenía una bifurcación hacia Agirre y Aretxabaleta a Ergoien (o Ergoyena como aparece en un documento de 1840, “herri-goiena” o tierras altas), el cual conducía a la antigua y desaparecida iglesia o ermita de Santa Marina en la cumbre de la sierra de Ganguren por Aspuru.

Seguía el camino Real por Urreta a Zamako(na) y por Mugaburu (Muguru) a Egia para volver a bajar hasta Errekalde. Con el tiempo, este camino por la loma, se aligeraría pasando por lo que hoy es la plaza del pueblo, donde se haría un humilladero o santutxu, llamado de la Cruz y que daba nombre al barrio, pero ya en los siglos XV-XVI, siendo su primera mención precisamente del año 1514 pero el testamento de del bachiller Martín Sáenz de Isasi, vecino de Gadakano desde su palacio de Isasi Zaharra (Olabarri) y de Bilbao, cuya familia tenía además una tumba dentro de Andra Mari e innumerables heredades en el muncipio. Después aparece esta ermita de La Cruz en el año 1598 en una visita del obispado de Bizkaia (Fernando Malo, “Galdakao, Etxebarri y Zaratamo” Diputación de Bizkaia).

Plaza de Galdakano a principios del siglo XIX

Juan de Irisarri, vecino de Galdakano, en el lejano año 1792 con dice que: “Desde el camino Real hay tres caminos para la iglesia (Andra Mari de Elexalde-Uraburu), el uno recto pero de bastante cuesta desde el barrio de Zabala (Zabalea), que se necesita un cuarto de hora para llegar a ello, el otro desde Mugaburu, camino penoso, por su cuesta se necesita un cuarto de hora largo y el tercero desde Olabarri, que se necesita un cuarto de hora largo.”.

Posada de Zabalgane

El camino real nos llevaría por Rekalde y el puentecillo de Isasi a Olabarri, donde seguiría paralelo al río Ibaizabal sin cruzarlo hasta el puente menor de Urgoiti de un único arco que sortea el río Aretxabalagana unido al río Zornotza (que desembocan en el Ibaizabal en la zona). A Urgoiti bajaba el camino que venía desde Larrabetzu-Artola-Altamira y un segundo camino paralelo al río Zornotza por su margen derecha y que iba hacia Erletxeta con su iglesia de San Bernabé del barrio de Gumuzio. En “Urgoiti” en la zona conocida como “El Gallo” estaba la aduana donde el camino tenía varias bifurcaciones.

Palacio de Urgoiti del siglo XVII, lugar donde estaba la estatua de "El Gallo".

Desde Urgoiti, el camino Real seguía por la margen derecha del Ibaizabal, atravesando Labeaga hacia el barrio de Gorosibai donde estaban la torre de Usategi y la de Usansolo que da nombre a la comarca (donde actualmente está el palacio barroco de Areizaga, oficinas de la empresa Firestone en su planta de la “Josefina”).

En el importante nudo de Urgoiti, el caminante podía cruzar el río Ibaizabal por el puente nabarro del siglo XII conocido como Puentelatorre aunque su nombre es puente de Urgoitia, pero pasa a conocerse como Latorre o Puentelatorre por la casa-torre cercana de Urgoiti de la familia de los Abendaño. Se conserva el escudo de esta familia, el que estuvo en la casa-torre, en el caserío aledaño. En este punto, se juntaba el camino principal con otro secundario que venía por los barrios de Itzaga y Bekea (con su ermita de Ascensión del Señor) desde Zugutzu (Zuazo), por la margen izquierda del Ibaizabal. 

San Andrés de Oinkina

Seguía el camino por la casa-torre de Unkina u Oinkina (después también de la familia Areizaga), cerca de la actual estación de ferrocarril, ermita de San Andrés de Oinkina relacionada con la casa-torre, para, paralelo al río Lekubaso, continuar monte arriba, marcado el camino por las antiguas casa-torres de los Lekue (con su molino y ferrería sobre el río Lekue) y la de Isasi (Isisi) Goikoa que se comunicaba con la Tosubando de Bedia. No muy lejos, de la torre de Isisi se encontraba la casa-torre de Basozabal que estaba sobre el río Aurrelexa.
Torre de Lekue

En la cima, la ermita de San Miguel marcaba la frontera entre Zeberio, Zaratamo y Galdakano. Esta ermita fue llamada después de San Babas y en el siglo XVIII aparece con el nombre actual de San Segismundo, un noble borgoñés del siglo VI. El historiador berriztarra Iturriza comenta al respecto (1790): “en el pórtico de la ermita de San Miguel en el monte Upo, jurisdicción proindivisa entre Santo Tomás de Olavarrieta, vecino de Ceberio y la anteiglesia de Zarátamo, se concierta la obligación de hacer vivero de nogales”. La ermita actual es del siglo XVIII y no queda nada de la original.



ANEXO 2

LAS CASERÍAS DE GALDAKANO AVENCIDADAS EN BILBAO EN 1514

1514, setiembre, 3. Galdácano.
1514, setiembre, 14. Arrigorriaga.
Numeración de fogueras de las casas avecindadas a la villa de Bilbao en las
localidades de Bedia, Galdácano, Zarátamo y Arrigorriaga.

A.M. de Bilbao. Cajón 14, regº 6,- nº 5 (fol.3rº10vº).
Copia simple. 7 fol. (280 x 200 mm). Letra cortesana. Buena conservación. Cajón 14, regº 6,- nº5 (fol.3rº10vº).

“Así que le quedan e se le cargan mill e çiento e setenta fogueras nuebas (1.170); que son más por la anteyglesia de Galdacano setenta e dos fuegos nuevos (72), que son beinte e quatro fogueras viejas (24)"

Repartiendo los sobredichos çient e ochenta e seys mill e quatroçientos e dies e siete maravedis que asi (tachado: nes) mandaron repartir (tachado: eron) e repartieron por menudo los sobredichos (signo) (Fol.335rº) repartidores a seys cuentos e quatroçientos e çinquenta mill maravedis que sumo e monto toda la dicha villa en millares de pago, segund suele handar con sus arti gas de Begonna, syn los quatro mil maravedis que deuen los labradores besinos desta dicha villa de las artygas de Galdacano, Çaratamo, Vedia e Arrigorriaga, repar tiendo a cada vn millar de pago de los dichos seys cuentos e quatroçientas e çinquenta mill maravedis a trey nta e vn maravedis fallase que monta la dicha villa con las dichas artigas por las dichas quatroçientas e çinquenta mill maravedis (tachado: nobenta e nuebe mill e nuebeçi entos e çin) çient e nobenta e nuebe mill e nuebe çientos e çinquenta maravedis CXCIX mil DCCCCL maravedis. Iten, hademas desto deuen las artygas de la dicha Gal dacano con sus consortes quatro mill maravedis IIII mil.

E contandose estos dichos quatro mill maravedis en vno con la sobredicha
suma de los dichos çiento e nobenta e nuebe mill e nuebeçientos e çinquenta
maravedis, monta todo dosientas e tres mill e nue beçientos e çinquenta maravedís CCIII mil DCCCCL maravedis.


En lanteyglesia de Sennora Santa Maria de Galdacano, a tres dias del mes de setyenbre, anno de mill e quinientos e quatorze, yo, Sancho de Sojo, escriuano de la reyna, nuestra sennora, a pedimiento de Juan Lopes de Retes, syndico procurador de la villa de Viluao, estando juntos en lante yglesia en su ajuntamiento Juan Saes de Oyquina e Juan Peres de Ysunsolo e Sancho del Castyllo e Pero de Arechaga e Juan Gonçales de Çama cona e Furtun Saes de Oçaeta e Pero de Labeaga e Juan de Olaba rri (tachado: eta) e Martin de Labeaga, ley e notyfique el dicho mandamiento a los (tachado: en el contenido) sobredichos, los quales dixieron que lo oyan e que se juntarian en Vrgutya e responderian çerca de lo contenido en el dicho mandamiento. E luego, el dicho Juan Lopes dixo que lo pedia por testymonio.

Testigos que fueron presentes, Martin Gonçales de Basoçabal e el bachiller
Gaxpar de Ysasy e Hurtunno de Vgasano.

En Vrgutia, que es en la anteyglesia de Galdacano, a tres dias del dicho mes de setienbre, anno susodicho de mill e quinientos e quatorze, en presençia de mi, el dicho Sancho de Sojo, escriuano, e testigos de yuso escriptos, pareçio presente el dicho Juan Lopes de Retes e dixo que les pedia e requeria a los dichos Juan Peres de Ysunsolo e Sancho del Castillo e Martin Saes de Oyquina, escriuano, e Pero Saes de Arechaga e Juan Gonçalis de Çamacona e Hurtun Saes de Oçaeta e Pedro de Labeaga e Juan de Olabarria e Martin de Labeaga e Juan de Recalde e Sancho de Bengoechea e Juan de Çamacona e otros vezinos de la dicha anteyglesia de Galdacano, que ende estaban en su ajuntamiento, que goardasen e conpliesen los dichos mandamientos segun e como en ellos dize e se contiene e so las penas en ellas contenidas; sy ansy hiziesen que harian vyen, lo contrario haziendo que protestaba e protesto sobre ellos e sobre sus byenes e de aber su recurso a los remedios del derecho.

E luego, los sobredichos dyxieron que lo oyan e en quanto al man (signo)
(Fol.3vº) damiento del dicho alcalde de Byluao, afirmandose en las ape laçiones que antes de agora tenian fechas, que apela ban e apelaron del dicho mandamiento para ante quien podian e devyan, por quanto el dicho alcalde nin los otros alcaldes, sus predeçesos (sic), non avyan tenido nin tenian juri diçion sobre ellos para les mandar lo que en el dicho man damiento se contenia ni otro semejante caso, e protestaron de allegar en seguimiento de la dicha apelaçion mas por estenso; e en quanto al mandamiento del dicho sennor teniente de corregidor dixieron que ellos estaban çiertos e prestos de hazer e conplir todo lo que fuese en seruiçio de su alteza, ansy en armadas commo en otra qualquier cosa e en lo tocante a los fogueros que ellos estaban afoguerados e puestos en matricula en los repar timientos nuevamente fechos en la guerra de Nabarra e en la armada de sobre mar e aquello mesmo daban por nuebo numero e afogueramiento e conforme a ello segun e commo avyan contribuido en las dichas armadas estaban prestos de serbyr quando su alteza mandare al respeto de los fogueros que ay en el dicho pueblo, e que esto se entendiese por non ser rebeldes al mandamiento del dicho sennor teniente de corregidor e non por respeto del mandamiento del dicho alcalde e segun e commo e conforme a los fogue ros de Viscaya al respeto de las fogueras byejas. E luego, el dicho Juan Lopes, procurador syndico de la dicha villa de Vilbao, dixo que a pedimiento de los procuradores de las villas e çibdad del Condado por el sennor liçençiado Diego Ruis de Lugo, corregidor deste Condado, avya seydo mandado hazer rebeymiento e número nuebo de las dichas villas e sus vezindades e por conplir su mandamiento avya fecho el dicho rebeymiento e número nuebo en las dichas villas e çibdad e que ansy heran tenidos e obligados (signo) (Fol.4rº) los susodichos vezinos de la dicha villa de Viluao hazer el dicho rebeymiento e numero de las dichas fogueras, e que les pedia e requeria ansy hiziesen e con pliesen lo contenido en los dichos mandamientos, donde non en nonbre de la dicha villa protestaba e protesto de les acusar las penas en los dichos mandamientos conteni das e de presentar testigos de ynformaçion por saber quantas fogueras abya en las dichas ante yglesias, terminos de la Tierra Llana del ynfançonadgo, pues que ellos non querian nonbrar personas con quien se hiziese el dicho rebeymiento e número nuebo e vsar del derecho que tiene la dicha villa, e que dello pedia testimonio.

E luego, los sobredichos dixieron que lo por el dicho Juan Lopes pedido non avya llogar por lo que de susodicho tenia e porque avya pleyto pendiente entre ellos e la dicha villa sy ellos avyan de contribuir en las derramas e repartimientos de la dicha villa porque fasta agora non se allaba en posesyon dello e protestaron que todo lo que en perjuizio dellos se hiziese fuese ninguno.Testigos que fueron presentes, el bachiller Gaxpar de Ysasy e (tachado:)
Baltazar de Ysasy, su her mano, e Martin abad de Basoçabal e Juan de la Bega. Notificaçion.
E despues de lo sobredicho, este dicho dia, logar e mes e anno suso dichos, yo, el dicho escriuano, a pedimiento del dicho Juan Lopes, notifique los sobredichos mandamientos en su persona de Pero de Arteta, commo a fiel de la dicha anteyglesia de Galdacano e de los vezinos de la juridiçion e jusgado de la dicha villa de Viluao, el qual dixo que lo oya e que respondia lo mismo que los sobre dichos vezinos de la dicha anteyglesia tenian dicho e res pondido. Testigos, Martin Saes de Oyquina, escriuano, e Martin abad de Baso çabal e Juan de la Bega. (Signo).

(Fol.4vº) Las fogueras de lanteyglesia de Sant Juan de Bedia.
En Oyquina, ques en la anteyglesia de Sennora Santa Maria de Galdacano, a tres dias del mes de setienbre, anno de mill e quinientos e quatorze, en presencia de mi, Sancho de Sojo, escriuano de la reyna, nuestra sennora, en la su corte e en todos los sus reynos e sennorios, e de la avdiençia del corregidor de Viscaya, Pero Vrtis de Ysunsolo e Martin de Vcharaguien e Pero Vrtis de Hereso, juraron en forma e declararon que en la dicha anteyglesia de Sant Juan de Bedia avya e ay los fuegos seguientes de la juridiçion e jusgado de la villa de Viluao:

En la casa de Martin de Hereynno ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Hereynno ay vn fuego I fuego.
En la casa del dicho Pero Vrtis de Ysunsolo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Hereyno ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Pero de Hereynnobeytia ay dos fuegos, que
biben dos onbres casados II fuegos.
En la casa de Domingo de Vcharaguien ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Careaga ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Vchaguien ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Barraondo ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Juan d’Esuna ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Vgarte ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Begoechea (sic) ay vn fuego I fuego.
En la casa de Sant Juan de Herevso ay vn fuego I fuego.
XVI fuegos. (Signo).

Caserío de Bedia (Ugarte-Eroso)

(Fol.5rº) XVI fuegos.
En la casa de Pero Vrtis de Ysunsolo, hijo de Pero Vrtis, ay vn
fuego I fuego.
En la casa de Juan de Alo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Fernando de Mendisur ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Barroeta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Ochoa de Barroeta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Belaoxtegui ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Ybarra ay vn fuego I fuego.
En la casa de Taresa de Ybarra ay vn fuego; bybe la misma,
ques bivda I fuego.
En la casa de Pero de Javregui ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Javregui ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Hemandarte ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Javregui ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin e Pero de Helorça ay vn fuego I fuego.
En la casa de Furtunno de Alo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Helorriaga ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Asteyça ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Helorriaga ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Belaoxtegui ay vn fuego I fuego.
En la casa de Hurtunno de Belaoxtegui ay vn fuego I fuego.
(Al margen: Ay XXXV fogueras nuebas; vyejas, XI fogueras II terçios).
En el llogar de Çaballa, a tres de setienbre, anno de mill e quinientos e
quatorze, en presençia de mi, el dicho Sancho de Sojo, escriuano, e testigos de y uso escriptos, juro en forma Juan de la Bega e asolbyendo el dicho juramento dixo que en la dicha anteyglesia de Sant Juan de Vedia, hademas de las sobre dichas fogueras, avya e ay los fuegos seguyentes (signo):


Caserío Artatza

(Fol.5vº) En la anteyglesia de Sant Juan de Bedia.
En la casa de Martin Vrtis de Hernani ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Padura ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Herevso ay vn fuego I fuego.
Yten mas, dixo que en la casa de Fernando de Mendi sur,
allende de la foguera de suso decla rada, ay otro fuego I fuego.
En la casa de Ochoa de Çaballa ay vn fuego I fuego.
En la casa (tachado: de) nueba de Martin de Helorça ay vn
fue go y bybe en el Juan de Arteabaro I fuego.
En la casa de Hormaeche ay otro fuego I fuego.
En la casylla nueba de Asteyça donde bybe Martin Ruys ay vn
fuego I fuego.
En la casa byeja de donna Marina de Belaoxte gui ay tres
fuegos III fuegos.

XI fuegos.
(Al margen: (cortado)I fogueras nuebas; (cortado)jas, (cortado) fogueras I
terçio).
E firmo de su nonbre el dicho Juan de la Bega.
Testigos, Lope de Ysasy e Juan Lopes de Retes. Juan de Bega.

Caserío de Zabalea junto a Torrezabal

Galdacano.

En el logar de Çabala, ques en la anteyglesia de Sennora Santa Maria de Galdacano, a tres dias del dicho mes de setienbre, anno susodicho de mill e quinientos e quatorze, en pre sençia de mi, el dicho Sancho de Sojo, escriuano de la reyna, nuestra sennora, e testigos de yuso escriptos, pareçio presente Juan Lopes de Retes, syndico procurador de la dicha villa de Viluao, e pedio e requerio a Juan de la Bega, a Lope de Ysasy, hijo de Lope de Ysasy, que jura sen, e so cargo del dicho juramento declarasen los fuegos que ay en la dicha anteyglesia de Galdacano de la juridiçion e jusgado de la dicha villa de Viluao. E luego, los dichos Juan de la Bega e Lope de Ysasy, juraron en forma e so cargo del dicho juramento dixeron que avyan en la dicha anteyglesia los fuegos seguientes (signo):


(Fol.6rº) En la anteyglesia de Galdacano ques de la juridiçion de Viluao son
los fuegos seguientes:
Primeramente, en la casa de Martin de Jugo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Jugo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin Vrtis de Aperribay ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Juan de Aperribay, el de medio, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan Ruis de Aperribay ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan Peres de Ysunsolo e Pero de Arteta ay dos
fuegos II fuegos.
En la casa de Hurtuno de Garibey ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Aramajo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Hurtunno de Bengoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Ynnigo de Abendanno ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Bengoechea ay dos fuegos, e en el vno
bybe vna muger horra II fuegos.
En la casa de Sancho de Bengoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan Gonçales de Bengoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa del barbero de Bengoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Arechabaleta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Arechabaleta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Labeaga ay vn fuego I fuego.
XX fuegos. (Signo).


Caserío Agirre en Ergoien

(Fol.6vº) XX fuegos.
En la casa nueba de Vriçar ay vn fuego I fuego.
En la casa de Hortunno de Oçaeta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Lope de Aguirre ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Aguirre ay vn fuego I fuego.
En la casa de Vgasano, en casa de Pero Vrtis de Çu asty, ay vn
fuego I fuego.
En la casa de Martin de Vgasano ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan Peres de Ysunsolo, en Vrreta, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Plaça ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Juan Gonçales de Çamacona ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Çamacona ay vn fuego I fuego.
En las casas de Basabe ay dos fuegos, el vno es de donna
Marina Saes de Basabe e el otro de Rodrigo de Basabe II fuegos.
En la casa de Martin de Heguia ay vn fuego I fuego.
En la casa de Ochoa de Heguia ay vn fuego I fuego.
En la casa de Ochoa de Madariaga ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan Heder de Heguia ay vn fuego I fuego.
En Recalde, en la casa de Juan de Real ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Goycoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero Vrtis de Goycoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero abad de Goycoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Ramos, en Çuaço, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Çuaaço (sic), rementero, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Çuaço ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Helorryo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Gareca ay vn fuego I fuego.
En la casa del rementero, donde bibe su hijo, en Çuaço, ques la
nueba del camino, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Lorona ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan Guerra de Baquea ay dos fuegos II fuegos.
LI fuegos. (Signo).

Caserío de Usansolo


(Fol.7rº) LI fuegos.
En la casa de Pero abad de Bequea ay vn fuego, non bybe el
clerigo I fuego.
En la casa de Pero de Gaçeaga ay vn fuego I fuego.
En la casa de Françisco Gonçales de Basoçabal, escriuano, ay
vn fuego I fuego.
En la casa de Hurtunno de Basoçabala ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Arteta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Arteta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Arteta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Lope de Arteta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Hordennana, el de Çuloaga, ay vn
fuego I fuego.
En la casa de Martin de Hordennana ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Hordennana ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Ordennana, defunto, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Hortunno de Lecue ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero Balça ay vn fuego I fuego.
En la casa de Sancho de Mendieta ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero Ybannes de Vriçar, rementero, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Ysunsolo, do las veneras, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Pero de Arechaga ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Bedia ay vn fuego I fuego.
En la casa de Ochoa de Hereynno ay vn fuego I fuego.

Caserío de Usansolo

En la casa de Martin Saes de Oyquina, escriuano, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan de Plaça, çapatero, ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Pero Vrtis de Helorça ay vn fuego I fuego.
En la casa de Juan, el rementero, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Hurtunno de Abendano ay vn fuego I fuego.
En la casa de Sant Juan de Goroçibey ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin Peres de Elorça ay vn fuego I fuego.
En la casa de Labeaga de Baxo ay vn fuego I fuego.
En la casa de Anton de Goycoechea ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin de Vrgoytia ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Martin de Labeaga de Vrgoytia ay vn fuego I fuego.
LXXXIIII fuegos. (Signo).

(Fol.7vº) LXXXIIII fuegos.
En la casa de Ynnigo de Goroçibey ay vn fuego I fuego.
En la casa de Martin Peres de Goroçibey ay dos fuegos II fuegos.
En la casa de Martin de Goroçibey, el moço, ay vn fuego I fuego.
En la casa de Guinea ay vn fuego I fuego.
LXXXVIII fuegos.
(Al margen: LXXXVIII fogueras nuebas; vyejas, XXIX fogueras I terçio).
E luego, los dichos Juan de la Bega e Lope de Ysasy dixeron que lo sobredicho es la verdad e que non se acordaba de más fuegos que obyesen en la dicha anteyglesia, e firmolo de su nonbre el dicho Juan.
Testigos, Domingo de Çaballa, sastre, e Maria Peres de Çaballa, su hermana, muger de Sancho de Çaballa, e Sancho de Çuaço, hijo de Pero de
Gareca.

A.M. de Bilbao. Cajón 14, regº 6,- nº 5 (fol.3rº10vº). Copia simple. 7 fol. (280 x 200 mm). Letra cortesana. Buena conservación. Cajón 14, regº 6,- nº 5 (fol.3rº10vº).


Caserío Eizaga

--------------------------------------------------------------------

ANEXO 3

PLEITO ENTRE LOS HIJODALGO Y LOS LABRADORES CENSUARIOS DEL SEÑOR DE BIZKAIA DE LA ANTEIGLESIA DE GALDAKANO

“Galdacano. 1463.

Delante las casas de Juan Saes de Basoçabal, que son Allende la Puente, en la cordoneria de la villa de Biluao, a seys dias del mes de junio, anno del nasçimiento del nuestro sal uador Ihesu Christo de mill e quatroçientos e sesenta e tres annos, estando presente en el dicho logar asentado en juisyo Juan Vrtis de Segobia, alcalde teniente en la dicha villa por el sennor Lope de Mendoça, jues prinçipal en la dicha villa, e estando y presentes Furtunno de Vsunsolo e Juan de Guinea, e en presencia de mí, Pero Martines de la Brenna, escriuano de nuestro sennor el rey e su notario público en la su corte e en todos los sus reynos e sennorios, e de los testigos de yuso escriptos, paresçieron presentes antel dicho alcalde Juan Saes de Arana e Lope Sanches de Barraondo, fieles del conçejo de la dicha villa de Biluao, e Ynnigo Ruys de Madariaga, procurador del dicho conçejo; los quales dichos fieles e procurador dixieron al dicho teniente, presentes estando Martin de Abendanno, procurador de los hijosdalgo de Galdacano, e Juan Martines de Bequea, fiel de los ommes buenos labradores, vesinos de la dicha villa, moradores en la dicha anteyglesia de Galdacano, de commo por las bulas de la santa crusada que avyan resçibido los de la dicha anteyglesia hijosdalgo e labradores, besynos de la dicha villa de Biluao, por carta e mandado del rey, nuestro sennor, e del jues comisario por su altesa dado para executar los maravedis de las dichas bulas en los vyenes de los que los avyan resçibido, avyan fecho represaria e prendas en tres azemilas con sus cargas de pescado seçial commo en vyenes de besynos desta dicha villa en Montalbo, que es çerca la çiudad de Nagera, los quales avyan de rematar este miercoles primero que vyene; por ende, que les pedia e requeria al dicho Martin de Abendanno, procurador susodicho de los dichos hijosdalgo de Galdacano, e al dicho Juan Martines de Bequea, fiel de los dichos ommes buenos labradores besynos de la dicha villa, que fuesen al dicho logar de Nagera, ado tenian para rematar los dichos mulos e pescado, e contentasen al thesorero e recabdador de las dichas bulas de lo que asy le deuian e heran en cargo de le dar e pagar por rason de las dichas bulas, las que asy avyan tomado, por manera quel dicho Juan Martines ouiese los dichos sus mulos e pescado syn pleito e syn costas algunas; e sy asy lo fesyesen, que farian vyen e lo que deuian, donde non quel cargo e peligro fuese ynputado a los dichos procu radores e a los ommes buenos hijosdalgo, etçetera. E asy lo pedieron por testimonio sygnado.

Testigos, el bachiller Juan Alonso e Sancho Vrtis de Çamudio e Andres de Leon e Martin Ruis de Aguirre e Ochoa de Careaga”. DOCUMENTOS DE BILBAO (Fol. 111 r.º)

Puentelatorre junto a la torre de Urgoitia de los Abendaño, 
placa en conmemoración de los nabarros que defendieron el lugar 
de los Haro y de las huestes castellanas



LA GUERRA ENTRE LA VILLA NABARRA DE GALDAKANO Y LA DE BILBAO

LA GUERRA ENTRE LA VILLA NABARRA DE GALDAKANO Y LA DE BILBAO
Aitzol Altuna Enzunza

Foto: Revista AVNIA nº 25

La invasión castellana de Bizkaia (1199-1200) con la familia Haro al frente entrando desde el castillo estratégico de Malmasín (Arrigorriaga), trajo tres siglos de grandes disturbios en el señorío, los cuales se centraron al principio en Galdakano y se acrecentaron al fundarse la villa de Bilbao en el año 1300 por los Haro, hasta entonces el puerto de la anteiglesia de Begoña (https://lehoinabarra.blogspot.com/2014/07/bizkaia-fue-invadida-entre-1199-1200.html).

Las rutas comerciales del pescado en escabeche, salazón o fresco de los puertos marineros bizkaínos como Ondarroa, Lekeitio, Mundaka o Bermeo, transcurrían por los pasos de montaña de Urkiola, Barazar, Altube y Orduña hacia los santuarios y monasterios de Estibaliz en Alaba, Nájera o San Millán de la Cogolla en La Rioja desde tiempos inmemorables. Los cenobios riojanos poseían derechos sobre ermitas y bienes en Bermeo, Axpe de Busturia, Mundaka o Barrika en la costa de Bizkaia para su abastecimiento de pescado, pero también en el interior sobre por ejemplo la iglesia Andra Mari de Galdakano desde finales del siglo XII, según consta en dos documentos najerenses. A la vuelta, la recua de mulas, traía productos de La Rioja, Alta Nabarra o Castilla, especialmente trigo y vino. En el “Libro del Buen Amor” del Arcipreste de Hita (1343), se describe la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma y se dice: “cuantos en el mar viven vinieron al torneo, arenques y besugos vinieron de Bermeo”.

La función comercial de Galdakano en la Bizkaia de los siglos XI y XII bajo el reino de Nabarra era fundamental como cruce de caminos, pues controlaba el cordal de la sierra de Ganguren por donde transcurría el camino que venía desde la cabeza o capital de Bizkaia que era Bermeo por Larrabetzu y Lezama en el Txorierri. Desde el cordal del monte Ganguren, el camino de Bermeo bajaba por Altamira y Urgoiti-Behekoa hacia Arratia para alcanzar la villa nabarra de Vitoria-Gasteiz por el puerto de Barazar (https://lehoinabarra.blogspot.com/2018/06/urgoitia-y-urizar-dos-ciudades-en-el.html) o continuaba hasta llegar al “camino de Etxebarri”, entonces perteneciente al alfoz o territorio de la villa nabarra de Galdakano. Esta misma ruta es la que harán los primeros peregrinos del Camino de Santiago como veremos.


Galdakano contaba con una importante meta de hierro explotada en esos siglos y cercana al río Ibaizabal, lo que ayudaría a la exportación de este mineral, además de con al menos una buena cantera en Uraburu de donde salieron las piedras para la construcción de la iglesia divisera de Andra Mari (https://lehoinabarra.blogspot.com/2016/11/el-horno-vasco-la-protoindustria.html).


Bajaba el mencionado "camino de Etxebarri" por las cercanías de la casa-torre de Arbolantxa que  además controlaba la subida del camino de Zamudio por Santo Domingo. El camino de Etxebarri discurría por la calzada denominada Andabide hasta llegar a la torre de Etxebarri (derruida en 1863 según el escritor bilbaíno de la época E. Delmas) y la ermita de San Esteban en el barrio Kukullaga (San Antonio) en la zona conocida como Eleiza-zarra a media ladera y que no se independizó de Galdakano hasta el siglo XVI. El camino bajaba hasta la torre de los Legizamon que controlaba el paso del río Ibaizabal (el uso del hidrónimo “Nervión” es un cultismo de origen romano-latino que no se popularizó hasta los siglos XIX-XX).


Desde allí transitaba el camino por las laderas del monte Malmasín y su castillo, donde hacía uno con la ruta comercial que provenía desde Castro Urdiales y Balmaseda para dirigirse hacia el valle de Aiala (Bizkaia terminaba entonces en el árbol Malato de Luiando) y la Llanada Alabesa por el puerto de Altube, controlado por el castillo de Untzueta, o hacia Castilla por la fortificada Orduña.



La lucha por el control de las mercancías que transcurrían por este estratégico camino de Etxebarri, se produjo a pocos años de la invasión castellana. En el libro “Bienandanzas e fortunas” (1471-76), el primer historiador de Bizkaia Lope García de Salazar escribe como: “En el año del Señor de mil CCLXX años (1270) oviendo enemistad entre los Çamudianos e los de Legiçamón, que eran vezinos, el çerro en medio, que Vilvao no era poblada estonçes, (e) aplazaron pelea para en el Canpo de la Lid, que es sobre Santo Domingo, Ordoño de Çamudio e Urtud Sánchez de Çamudio e Ochoa Urtiz de Çamudio, sus hermanos, con Diego Pérez de Ligiçamo e con Juan Días de Arvolancha. E peleando reziamente e muertos e feridos muchos e ya cansados los unos de los otros, allegó Pero de Lusarra, sobrino de Diego Pérez de Ligiçamo, fijo de su hermana, de partes de Busto con XXII omes e dioles por de costado. E como los falló cansados, fueron vençidos e corridos fasta Çamudio. E morieron d'ellos en el canpo e en el alcançe LXXX omes de los Çamudianos; de los de Legiçamó[n] morieron X omes”.




Este campo “Canpo de la Lid” será llamado en euskera Gudubikolanda y será lugar de varias batallas más en los siglos XIV y XV. En la actualidad en esta campa o “campo de la Lid”, hay un monolito de piedra labrada con la leyenda “Gury Bio-Landa” (Gudubikolanda) que hace de mojón entre Bilbao, Zamudio, Etxebarri y Galdakano. La ruta se convirtió en lugar de importantes disputas que son la base de las “Guerras de Banderizos” en la Bizkaia nuclear, cuyo origen es la conquista de la Nabarra Occidental por Castilla (https://lehoinabarra.blogspot.com/2014/08/guerra-de-banderizos-tras-la-conquista.html).

El historiador bizkaíno E. Labayru en su libro “Compendio de la historia de Vizcaya” (s. XIX), nos narra la venganza de los zamudianos poco después: “En 1280 la casa de Leguizamón en Vizcaya, perdió a don Diego Pérez Leguizamón, el vencedor de los zamudianos en 1270, porque los de Zárraga y Martiartu, coligados, le armaron una celada en Castrejana; y habiendo tomado aquél por el camino de las Mulas y sus hombres por el atajo, fue sorprendido y degollado a la edad de treinta años”.


La disputa devino en una guerra abierta con la carta fundacional de la villa de Bilbao, dada por el señor de Bizkaia “de hecho” Diego López de Haro V “El Intruso” sobre el antiguo puerto de Begoña del mismo nombre, ya que le dio un alfoz o territorio que, entre otras prebendas, controlaba el camino de Etxebarri por Zamudio: “Ansi como biene por encima de la sierra et al bado de Echebarría fasta encima la sierra de Ganguren et dende fasta el puntal del fondon de Deusto en derecho de Luchana ansi como habedes partidos los términos et amojonados con todos los de Zamudio et de Alfoz de Uribe (...)" (https://lehoinabarra.blogspot.com/2014/08/bilbao-puerto-nabarro.html). Además le dio a Bilbao Diego López de Haro las minas de Ollargan de Arrigorriaga, el otro municipio perjudicado por la fundación de la villa bilbaína.

Diego López de Haro V en realidad había usurpado el señorío a su sobrina María Díaz de Haro I, que en era la “verdadera” señora de Bizkaia (aunque el título fue robado por los Haro a Nabarra por conquista, por lo que no les correspondía sino a los Gebara https://lehoinabarra.blogspot.com/2014/08/los-borbones-no-son-senores-de-bizkaia.html). María Díaz de Haro ratificó el fuero bilbaíno, haciendo especial hincapié sobre el “camino de Etxebarri” y su extensión por Areeta. Narra Labayru como “En la primavera de este año (1310), cuando los bilbaínos se enteraron del fallecimiento de don Diego (en Algeciras en lucha contra el musulmán), comprendiendo que la cédula de fundación de la villa carecía del carácter de la verdadera legitimidad por provenir del intruso don Diego López de Haro V, acudieron a doña María Díaz de Haro suplicándole la revalidación de le cédula de su tío, a lo cual accedió el 25 de Junio, otorgando la carta privilegio igual a la de don Diego, pero con el aditamento que el camino que va de Orduña a Bermeo, atravesando por Echébarri, que fuese por la villa de Bilbao”.


Así el 25 de junio del año 1310 María Díaz de Haro I mandó que: “Ninguno fuese osado de tener compra ni venta, ni regatería ninguna en todo el camino cabo que va de Areta fasta la villa de Bilbao, é cualquier que lo ficiere que peche á mí en pena cien madavedís de la moneda nueva é el merino que le fallare, tome aquella reventa para sí”. Esta nueva carta de villa y sus añadidos, fueron confirmados después por el rey de Castilla Alfonso XI en Burgos el 30 de julio de 1315, el cual llegó a creerse con derecho al señorío de Bizkaia pero no fue aceptado por sus naturales. Por tanto, es evidente que el control del camino de Etxebarri, la principal ruta comercial de la comarca, es lo que marca la fundación de Bilbao, lo cual no fue aceptado por los galdakaneses.


La situación debió de ser casi de guerra civil, pues tal y como narra la crónica de Ibargüen-Cachopín (s. XVII), los Abendaños se plantaron con sus tropas en el centro de Bilbao. La de los  Abendaño era entonces la principal familia bizkaína y estaban emparentados con los Gebara (cabeza de los ganboínos pronabarros), llegados de Alaba a finales del siglo XII a Puentelatorre en Galdakano, acogido el último de ellos siendo un niño por Sancho de Galdakano y su hijo del mismo nombre ("Genealogía de los Ayala" Pero López de Ayala 1371), desde donde se expandieron por Arratia (torre Urkizu de Igorre) y por casi toda Bizkaia y Aramaiona.

 Torre de Urgoiti(a) o Puentelatorre en el barrio de Urgoiti-Behekoa o Puentelatorre, primera casa-torre de los Abendaño de Bizkaia (derruida por una bomba de la aviación fascista en 1936), edificio de la derecha reconvertido en caserío.

"Agora es de saver que en el año de mill e treçientos e beinte (1320) e un años Juan de Abendaño, hijo de Martín Ruiz de Abendaño entró en la villa de Vilbao con poderosa gente que tenía por el linage de Leguiçamón e çercó a Hochoa Pérez de Arbolancha en la torre de la plaça que hera de Juan Sánches de Arbolancha, su hermano, e estaban con ellos los de Asua e los de Susunaga e los de Guecho, e ubo una fuerte pelea a la entrada de la villa, e fueron muertos e feridos munchos hombres de ambas las partes, e fue herido el dicho Juan de Abendaño por los garderos, e lo baçió con una saetada, e ansí non obo peligro.

E como lo supo doña María Alfonso, muger de Gonçalo Gómez de Butrón, juntó todo el solar de Butrón e fue en su acorro, porque Gonçalo Gómez fallesçía de la tierra e hera en corte. Esta doña María Alfonso con todo el solar de Butrón púsose en la atalaya de Bilbao, en la rentería, e como Hochoa de Salaçar sopo que estaba allí, fue en su ayuda acorro con todo su solar. E bino en aiuda de Juan de Abendaño, su abuelo, Juan López de Ganboa con mucha e buena gente. E otrosí, bino en ayuda de doña María Alfonso e de los de Butrón, Fortún García de Arteaga, su yerno. E, no çesando las peleas noches y días, bino Gonçalo Gómes de corte, e, porque no fuesen adelante los homeçillios, el doctor Gonçalo Moro, ca hera corregidor de Biscaia, ficó treguas del Rey e espaçiéronse todos a sus solares e cadalsos e casas". En esta narración vemos ya a las principales familias banderizas.

Revista AVNIA

Dibujo Martín Altzueta

Sigue comentando Labayru como: “Es de destacar que en esta época continuaban los furores de las luchas de banderizos y se daba rienda suelta a las venganzas comprimidas, como sucedió en 1321, en el que fue quemada y derribada la torre vieja de Leguizamón, por los de Martiartu y los de Zamudio, pereciendo todos los hijos del famoso pariente Diego Pérez de Leguizamón (menos un niño) con sesenta hombres y catorce mujeres, y antes de esta hubo también colisión entre los de Leguizamón y los vecinos de Bilbao, aunque seguida afortunadamente de una tregua”.

Camino Real de Bilbao a su paso por Galdakano 

La situación llegó a su punto más álgido cuando “En el año del Señor de MCCCXLII (1342), este Juan de Abendaño, seyendo ome mucho vulliçioso, e guerrero, e para mucho, fasia guerra al conçejo de Vilvao, de un castillo que tenía en un otero sobre las veneras de Bilbao, que llamavan Malpica, e salieron los de la villa todos, e pelearon con el açerca del castillo, e fueron vençidos e corridos fasta la puente de la Villa, e quedaron muchos muertos dellos, e dexaron muchas armas” (Ibargüen-Cachopín).

No mucho después, el nuevo señor de Bizkaia Juan I, en una escritura de 1348 da por perdida una mercancía que había “traspasado el camino de Chávarri a Bermeo”. En otra escritura concede permiso a los hijodalgos y labradores de Bizkaia para que pudieran portear trigo y pana para su precisa manutención por dicho “camino de Chávarri”.

La cuestión es que en teoría y según los Fueros de Bizkaia (escritos en los años 1452 y 1526), no existían estas aduanas interiores que gravaran las mercancías que circulaban por Bizkaia (sólo las aduanas hacía Castilla), pero está claro, a tenor de lo visto, que sí pagaban un impuesto las mercancías a su por paso por Galdakano en esos siglos (https://lehoinabarra.blogspot.com/2018/12/galdakano-la-primera-villa-nabarra-de.html).

Es más, cuando en el siglo XIV-XV se crea el “camino Real” o erregebidea (errepidea) que atraviesa el actual centro de Galdakano como una espina dorsal (Aperribai-Ugasano-Urreta-Mugaburu-Rekalde-Olabarri), esta misma aduana se establece en Urgoiti en la zona conocida como El Gallo (Galdakano). Camino Real que surgirá con la creación de Bilbao y la necesidad de acarrear las mercancías que llegaban a su puerto remontando la ría hasta el puente de San Antón al interior bizkaíno y la meseta y viceversa, ya que en ese punto el camino se bifurca hacia Durango o hacia el valle de Arratia. Por tanto, es evidente que Galdakano contaba en su carta de villa nabarra con el privilegio de cobrar a las mercancías que atravesaban por su alfoz, aunque los Haro como vemos, no reconocen este derecho que conceden sin embargo a Bilbao, lo que provocará los principales enfrentamientos banderizos de  la Bizkaia nuclear.



Por tanto, Bilbao nace de la ambición económica de los falsos señores de Bizkaia con Castilla de crear un nuevo puerto que compita con el de Bermeo y por el que embarcar los productos castellanos, la querencia de cobrar portazgo a las rutas comerciales y la explotación del Camino de Santiago.

Los primeros peregrinos del camino costero de Santiago, venían desde Gipuzkoa y entraban a Bizkaia por Markina y la colegiata de Ziortza en Bolibar, para por Munitibar llegar a Gernika, o bien desembarcaban en la que era entonces la “cabeza del señorío”, Bermeo, para hacer uno en Gernika con el anterior camino y después seguir los dos unificados hacia Muxika, alto de Morga -donde se reunían la primera Juntas bizkainas – para bajar a Goikolejea, Larrabetzu y subir de nuevo por Legina a la sierra de Ganguren hasta la iglesia de Santa Marina de Galdakano (santa gallega) y así llegar a Bilbao por dos caminos:

El primero bajaba por el llamado “Camino de Etxebarri” desde Arbolantxa como hemos visto, por el actual barrio de San Antonio y la casatorre de Etxebarri hasta la península que controlaba la poderosa familia de los Legizamon (después Lezama-Legizamon), para seguir por Bolueta en paralelo a la ría hasta entrar a Bilbao por el actual barrio de la Abusu y el paseo de los Caños, Atxuri, Portal de Aberri y el Casco Viejo. En la “Peña” o Abusu, es donde el río Ibaizabal-Nervión deja de ser “río” para pasar a ser “ría”, es decir, entrada de mar con influencia de las mareas.



El otro camino era el que, sin bajar a Etxebarri, siguiendo la sierra de Ganguren y el monte Iturritxualde (rebautizado como monte Avril  durante la ocupación francesa) llegaba por Artagan a Begoña, para bajar a su puerto por las Calzadas de Mallona y su vía crucis, entrando a Bilbao por la plaza llamada hoy de Unamuno, la calle de la Cruz, la iglesia de Santos Juanes y por el Portal de Zamudio hasta llegar al Casco Viejo o Siete Calles bilbaínas, directo por la puerta del Ángel a la catedral de Santiago. El camino seguía por la calle Tendería hasta la histórica iglesia de San Antón para dirigirse por su puente al otro lado de la ría o Bilbao la Vieja por San Francisco-Urazurrutia, donde existe una hornacina con el apóstol a caballo, para salir de Bilbao por la calle Autonomía, el barrio de Kastrexana y su puente del Diablo hacia Balmaseda.

En el puente de San Antón, precisamente, se juntaban ambos caminos. Bilbao fue de las primeras poblaciones peninsulares en nombrar a Santiago como su patrono. Estos serían los dos caminos objeto de la disputa entre galdakaneses y bilbaínos.



Los Haro contaron en su proyecto de repoblar y potenciar la nueva villa de Bilbao con tres familias galdakanesas. El banderizo García Salazar en el libro mencionado, comenta que: “En la Villa de Bilbao, e en su comarca hubo antiguamente dos linajes, conviene a saber: Leguizamón el más antiguo, Basurto el otro; después fueron criados el linaje de Arbolancha (…)”. La Crónica de Ibargüen-Cachopín es de la misma opinión: "El linaje de Arvolancha de Vilvao fueron naturales de Arvolancha, e buenos fijosdalgo d'escuderos. E multiplicaron en Vilvao e ganaron muchas rentas e fueron provostes de aquella villa. E del que ay memoria que más valió fue el dicho Juan Sánchez de Arvolancha, Provoste, que ovo dos fijas, la una la que casó con Martín Sánchez de Legiazamón".

Como hemos visto, parte del alfoz o territorio de la villa Nabarra de Galdakano fue dada a Bilbao, eran las faldas orientales de la sierra de Ganguren por Arbolantxa, lo que precisamente facultaba al puerto de Begoña controlar el paso por la sierra de Ganguren por el alto de Santo Domingo hasta el puente de San Antón, donde estaría el nuevo alcázar de los señores de Bizkaia (ver foto montaje). Hoy Arbolantxa es una comarca que comparten Bilbao y Etxebarri. Los primeros prebostes o alcaldes de Bilbao fueron precisamente los de esta familia galdakanesa de los Arbolantxa, dominadores de Begoña y Garai (Otxarkoaga-Txurdinaga) por matrimonio y cuya casa torre controlaba el conocido como “camino de Etxebarri” a media ladera y el paso de Santo Domingo.

                     Artículo "La casa Arbolantxa en Bilbao", Endika de Mogrobejo (1989)


"Hipótesis de trabajo acerca de un camino romano por Bilbao utilizado por los peregrinos del Camino de Santiago" Autores X. Orue-Etxebarri, J. Mencía, E. Apellaniz, I. Aldekoa, R. Oleaga y A. Arruza, donde se ve la posible ubicación de la torre de Arbolantxa sobre Otxarkoaga.


Ibargüen-Cachopín: "Martín Sánchez, que fue cavallero e el que más valió e ganó en su linaje, casó con doña Catalina Sánchez, fija de Juan Sánchez de Arvolancha, Provoste de Vilvao, e fizo en ella a Juan de la Guerra e a Martín Sánchez, que casó en Valladolid, e a Tristán e a Floristán e a Galaz e a doña Mari López, que casó con Ordoño de Çamudio. E Juan de la Guerra, fijo mayor de Martín Sánchez, casó con doña Mençia de Carvallo, portoguesa, e fizo a Lois de Legiçamón, que dexó fija eredera, que casó con Gonzalo Gómez de Butrón e ovo en él fijos e fijas”. En este breve árbol genealógico, se ve como los Arbolantxa se emparientan con todas la grandes familias oñacinas o procastellanas. Los Arbolantxa contaban con dos casas en Bilbao, una en Belostikale y otra en Barrenkale Barrena, hoy derruidas.


Palacio barroco de Legizamón en la península del mismo nombre, lugar de la torre originaria.

La segunda familia de la nueva villa bilbaína, también era galdakanesa y controlaba precisamente la parte baja del camino de Etxebarri desde su casa-torre de Legizamon, así como el paso del río Ibaizabal. La torre fue quemada en 1321 por los Martiartu y Zamudio como hemos visto, por los que se trasladó de la península de Legizamon, donde luego construyeron un palacio barroco en el siglo XVIII (ver foto), a el barrio Kukullaga, por tanto hacia el nuevo camino Real de Bilbao (esta segunda torre fue derruida el siglo pasado). Esta familia pasó a tener casa solariega en el Casco Viejo de Bilbao (Atxuri), en Bolueta, en Begoña (además del patronazgo del monasterio en el siglo XIV) y en Areatza-Villaro (Villa de Haro, en Arratia precisamente mandada fundar por María Díaz de Haro II) entre otros.

           Torre de Legizamon en Kukullaga, derruida.
                Andrés E. de Mañaricúa "Santa María de Begoña"

Estas dos familias de los Arbolantxa-Legizamon, unirán sus mayorazgos mediante un matrimonio a mediados de ese siglo XIV, según consta en un testamento del año 1382. Por parte de su madre, Martín Sánchez de Arbolantxa recibió el Mayorazgo de este apellido que incluía Begoña y Garai, donde se detalla la riqueza del lugar: “e para vuestro virtuoso con todo el dho Mayorazgo, poniendolo e metiendolo en el dho Mayorazgo, todo el nuestro Monasterio, e Palacios de S.ª Maria de Begoña, con todas sus rentas (...) el nuestro Solar, e mitad de casa de piedra, que nos havemos en Garay, con todos sus manzanales, e tierras, e heredades, e aguas, e montes, e frutos, e frutales, que al dicho Solar de Garay pertenecen en el dicho lugar de Garay, desde Begoña, fasta Loroño, y asta el Monasterio de Begoña, e dende asta Ocharcoaga, asta Iturriaga, que son los dichos terminos de suso dos el qual dicho solar de Echavarri, y el dicho Monasterio de Begoña, y el dicho Solar de Garay (…)” (Archivo ecco, de los Beneficiados de Bilbao).

El mayorazgo por parte de los Legizamon de Etxebarri contenía: “(...) todo solar, que nos hemos en Echavarri: es a saver, toda la cassa, y torre fuerte, e cassas, e Palacios, e lagares, e bodega, e horno, que son en el dho lugar de Echevarri (…), y entradas, y salidas, que al dho solar de Echevarri pertenecen, e deven, e pueden pertenecer, de la hoja del monte, asta la piedra del rio, terminado todo cuanto pertenece al dho solar desde el camino mayor de Languren (Ganguren), asta el rio e vado que es llamado de Echevarri, e desde Eporibay (Aperribai en Galdakano), asta el río, e arroyo de Ascaray (son los dos ríos mojoneros entre Galdakano y Etxebarri); e mas vos damos, e donamos, e firmamos con todo el dho solar de Echavarri (…)". En esta parte del testamento habla de un "camino mayor de Ganguren".


“La casa-torre de Leguizamón pudo ser, después de las iglesias de Santiago, San Antón, las murallas y “la Puente”, el edificio más singular del viejo Bilbao por diferentes cuestiones. De hecho, la casa se constituye en uno de los extremos del trazado de la muralla en la zona de encuentro de la calle Ronda y del frente de casas a la Ribera y puerto de la Villa. Junto a ella se situaría la puerta acceso al pequeño arenal y arrabal de Atxuri. (…) Superada la Guerra Civil y concretamente en 1942, se procedió al derribo de la fábrica anterior para crear, en el solar, un edificio de viviendas que, ajustado a las alineaciones primitivas, sustituyó a la vieja casona histórica” Artículo de Elias Más Serra (Bilbao 2009).


La tercera familia que fundará la villa de Bilbao será la de Basurto como hemos visto y que dio nombre a un conocido barrio bilbaíno, familia cuyo origen también nos lleva a Galdakano. Nos lo explica la propia crónica de Ibargüen-Cachopin: “El solar de Basurto, junto a Vilvao, fundaron los de la rodilla de Garçí Tuerto de Basurto, hijo de don Garçía Galíndez de Salzedo, señor de Ayala. Deste linage fue Sancho Ortíz de Vedia (s. XIV-XV), sétimo nieto del cavallero de Galdacano de la casa real de Navarra. Este cavallero fundó el solar de Galdacano (s. XII), de quien bienen los de el solar de Vedia”. Otras familias galdakanesas se situaron también pronto en Bilbao, como los mencionados Etxebarri que contaban con una casa-torre a la entrada de la calle Carnicería, emparentados con los también galdakaneses de Aperribai, que contaban con una casa-torre y después también un palacio aún hoy en pie en el barrio galdakanés del mismo nombre controlando el camino Real a Bilbao así como en el Casco Viejo de Bilbao.

Palacio barroco de Aperribai (Galdakano). 

Todos estos conflictos, aparentemente comerciales entre los hijodalgos que controlan el territorio, tienen sin embargo un componente político por el intento de los Haro y del rey de Castilla como señores de Bizkaia de beneficiar a las familias que les ayudaron a mantener su posición preeminente frente a las familias leales a los reyes y señores nabarros que eran los legítimos del señorío de Bizkaia y que durante el siglo XIV consiguieron liberar parte de la Nabarra Occidental con el apoyo de los ganboínos locales (Gipuzkoa, Alaba y parte de La Rioja 1368-73 no así Bizkaia), lo que produjo una situación tremendamente belicosa y que fue la causa principal de las Guerras de Banderizos en la Bizkaia nuclear, centrada en los siglos XIV-XV en la frontera entre las villas de Galdakano y Bilbao por el control del cordal de la sierra de Ganguren, con hasta 275 muertos en el siglo XIV según Labayru, siendo aún más sangriento el siglo XV donde hubo varias importantes batallas en esta sierra.

"Atlas histórico de Navarra" (2016) Eneko del Castillo 


La inestabilidad social solo concluyó tras varias intervenciones armadas de las tropas castellanas de los señores de Bizkaia (que siempre gobernaron el señorío desde la lejanía), y solo tras varias concesiones comerciales a los hijodalgo o infanzones nabarros de Galdakano y de Arrigorriaga como la fundación por el infante Juan I señor de Bizkaia de la villa de Miravalles en Ugao (Zeberio) en 1375 en el camino de Orduña por el valle de Aiala (parientes de los Haro) que fue el gran beneficiado, mientras que los labradores censuarios  (arrendatarios) que el señor de Bizkaia tenía en Galdakano (casi todos en el Camino Real de Bilbao), tuvieron que pedir su inclusión en la nueva villa de Bilbao en ese mismo año 1375 (junto a los de Arrigorriaga y Zaratamo) para poder defender sus bienes y sus vidas, todo ello en beneficio de Bilbao y en perjuicio de la villa nabarra de Galdakano cuyo fuero no fue reconocido por Castilla.