BERMEO Y URDAIBAI, NUCLEO DE LA BIZKAIA NABARRA

BERMEO Y URDAIBAI, NUCLEO DE LA BIZKAIA NABARRA
Aitzol Altuna Enzunza


“Mira Bermeo/ Cabeza de Vizcaya y sobre el puerto/ los anchos muros del solar de Ercilla/ solar fundado antes que la villa”. Alonso de Ercilla y Zuñiga (Madrid 1533-1594), de padres bermeanos donde radica la casa-torre originaria de este solar, escribió el libro de poemas “La Araucana”.

El Imperio Romano se asentó en Forua (ría de Urdaibai) hacia mediados del siglo I. La protección que brindaban las marismas frente al enemigo y el mar hacían del enclave un buen emplazamiento para construir un puerto desde donde distribuir las mercancías del mundo romano. Era Forua el mejor “forum” o mercado de distribución de todo el Cantábrico. Además, los romanos comenzaron a apreciar pronto algunas de las materias primas de la comarca: el extraordinario mármol de Ereño, la pesca y el hierro. Todo ello se cargaba en barcazas que por Moroaga (¿Murueta?) eran arrastradas por la corriente hacia la desembocadura, donde aguardaban los barcos de la flota imperial en la desembocadura de la ría en Bermeo (¿Vesperies?). Ha aparecido material de época romana en la ermita de Kurtzio en Bermeo, Portuondo (Mundaka), Busturia o en la Cantera de Ereño.

Bizkaia aparece en la historia en la Alta Edad Media. A finales del siglo VIII era “poseída por su moradores” y desde finales del siglo IX estaba integrada vía matrimonial en el reino baskón de Nabarra, creado desde el sur por las huestes resistentes a las invasiones visigodas, asturianas y sobre todo francas, con la ayuda de los musulmanes baskones del Ebro. Será Urdaibai sobre el que se vertebre políticamente esa Bizkaia primigenia.

Era Bermeo uno de los grandes puertos del ducado de Baskonia y luego del reino baskón de Nabarra. Se convirtió pronto en la “cabeza” o capital bizkaína, condición que mantuvo hasta 1602. El invasor de Alta Navarra (1512), Fernando II de Aragón “el Falsario” se refería a Bermeo como "cabeza de Vizcaya" en 1475 por ser "la villa principal, primera y más importante, la más poblada, la más rica y poderosa". Por tanto Bilbao –el puerto nabarro de Begoña, separado por su carta puebla de 1300-, pese al mimo de la familia felona de los Haro -usurpadora del título de señor de Bizkaia de los Gebara-, no desplazó a Bermeo como “cabeza” del señorío hasta el siglo XVII.

La defensa del reino nabarro en Bizkaia se complementaría con las primeras villas amuralladas, como la de Durango, la más antigua pues recibiría su carta de villa entre los año 1150-1182 bajo el reino de Sancho VI “el Sabio” de Nabarra con el nombre de “Tavira de Duranco”, junto a Donostia-San Sebastián o Vitoria-Gasteiz entre otra muchas, pero seguramente otras importantes poblaciones como Bermeo ya serían villa con Nabarra .

Las rutas comerciales del pescado en escabeche, salazón o fresco, de las villas bizkaínas como Ondarroa, Lekeitio o Bermeo se hacían por el puerto de Urkiola hacia los santuarios de Estibaliz (cercano a Vitoria-Gasteiz) o San Millán de la Cogolla en La Rioja desde tiempos inmemorables. El Santuario de Estibaliz ya existía en el año 1074 dependiendo de Santa María la Real de Nájera, donde estaba entonces la corte real Nabarra. Este último monasterio poseía ermitas y tierras en Bermeo, Axpe de Busturia así como la ermita y tierras de San Martín de Amatza en Iurreta (duranguesado) para su abastecimiento de pescado. A la vuelta, la recua de mulas, traía productos de La Rioja, Alta Navarra o Castilla, especialmente trigo y vino. Esta importancia se mantuvo durante toda le Edad Media, así en el “Libro del Buen Amor” del Arcipreste de Hita (1343), se describe la batalla entre Don Carnal y Doña Cuaresma y se dice: “cuantos en el mar viven vinieron al torneo, arenques y besugos vinieron de Bermeo”.

 El otro gran camino bizkaíno partiría también desde Bermeo, llegaría a Gernika y seguiría la que siglos después se llamará “La Ruta Juradera” por Muxika-Morga-Larrabetzu y el cordal del monte Ganguren (Galdakano), bajando hacia el castillo del monte Malmasín (Arrigorriaga) para tomar los diferentes puertos que llegan a la meseta.

Todos estos caminos comerciales estaban jalonados por fortalezas-castillo baskones y después nabarros en los pasos altos, en colinas o montañas de mediano tamaño (se ven menos afectadas por la niebla y son de fácil acceso). El Alcázar de los señores de Bizkaia estaría en el propio Bermeo sobre la atalaya, con cuyas piedras según la tradición, se amuralló Bermeo que contaba con siete portales del que sobrevive el de San Juan. El castillo de Zarragoitxi controlaría Bermeo desde el alto, así como todos los caminos que salían y llegaban a la capital bizkaína.
Gaztelugatxe, también en Bermeo, sería un castillo de control naval.

Es más, el tribunal supremo de la Bizkaia primigenia también estaba en Bermeo, en su libro “Guía histórica descriptiva del viajero en el Señorío de Vizcaya” el bilbaíno Juan Eduardo Delmas (s. XIX) nos dice que: “Antes de la incorporación (sic.) del señorío a la corona de Castilla, en Bermeo residía el tribunal del Juez Mayor de Vizcaya (…) y los pleitos se hacían ante los alcaldes y homes-buenos de Bermeo”. El Fuero viejo de Bizkaia del siglo XV marcaba que: “en el dicho condado no entrase obispo ni sus vicarios ni otros”. Lo que funcionó en Bizkaia medieval y renacentista, fueron los arciprestazgos que eran nueve, entre ellos el de Bermeo.

La Torre de Madariaga en Busturia, a medio camino entre Bermeo y Gernika, podría ser una de las casas-torre originaria de los primeros gobernantes bizkaínos dentro del reino de Pamplona-Nabarra. La única documentación escrita al respecto, nos habla de que en el año 1070 Iñigo López “Ezkerra” natural de Tierra Estella -señor de Bizkaia y tenente de Nájera-, junto a su mujer doña Toda de la realeza nabarra, donaron al monasterio nabarro de la Rioja de San Millán de la Cogolla en sufragio de su hijo fallecido Sancho Iñiguez: “in Gorrikiz illos palacios de Madariaga cum ovni pertenentia, terras, et manzanares (…)” (los palacios de Madariaga con sus pertenencias, tierras y manzanares). En Gorrikiz, hoy Gorritiz, está la torre llamada también Torre de Urdaibai, del reloj o del “perejil” (hoy un museo). Eneko López “Ezkerra”, el primer señor de Bizkaia bien documentado y con el que Bizkaia aumentó su importancia política dentro del reino baskón, se sabe que tenía bienes sobre todo en la ría de Urdaibai: Bermeo, Busturia, Gaztelugatxe, collazos y heredades en Gorritiz, así como, ya más lejos, en Bertendona (Ea).

De aquellos años quedan documentos y restos desperdigados por Bermeo y pueblos de la ría de Urdaibai, siendo el siguiente un breve resumen basándome en la tesis doctoral de Iñaki García Camino libro “Arqueología y poblamiento en Bizkaia, siglos VI-XII” (2002):

1. San Miguel de Bermeo: santo de fuerte raigambre nabarra desde su santuario principal en Aralar. En el siglo XI "inportu de Vermelio" (Bermeo), había tres enclaves religiosos, San Juan, Santa María Alboniga y "Sancti Michaelis Arcangeli in Portu de Vermelio" según un documento de 1082. Se refiere bien a la ermita del mismo nombre en la ladera norte de Sollube con estelas discoideas altomedievales o a la del barrio San Miguel, donde fue demolida otra ermita que dio nombre a uno de los portales de la villa de Bermeo.

2. Alboniga (Bermeo): Aparece en un documento de 1093. Hoy esta ermita está desaparecida, se encontraba en una ladera de Sollube sobre la villa y se la relaciona con el paso de una calzada romana: «unum monasterium nomine Albonica (...) circa ora maris (...) cum terris, ortis et pomiferis arboribus, montibus et pascuis omnibus antiquo usu determinatis, id est, Urho, Chennaga sursum, Manguiar et Bolinua sursum, Bagalgo, erreka apud Albonica, Dorrondua iuso, Narniz, erreka sursum, Barrungia intus, molendinis cum aquarum productilibus patefactis, sautis cum glandiferis arbustis et amenis pratis (...). Et decanias sunt: Uhekelu, Munnituz, Bachio et Urdoniz et Bertandona (...)»


3. Gaztelugatxe (Bermeo): Castillo baskón y después ermita de San Juan. Fue donado en 1053 por el señor de Bizkaia Eneko López “Ezkerra” y su mujer Toda al monje Zianno el monasterio: “Sancti Ioanis de Castiello, quod est in territorio de Bakio”. En 1072 fue donado Gaztelugatxe a San Juan de la Peña en Huesca, todavía dentro del reino baskón. Pero en 1172 estaba de nuevo en manos del señor de Bizkaia que lo donó a Santa María de la Vid en Castilla. En el siglo XII fue un monasterio templario y después, hasta el siglo XIV, una congregación premostratense. Existe una leyenda en Bermeo que dice que el apóstol San Juan arribó a Bermeo y en 3 zancadas alcanzó Gaztelugatxe, dejando las huellas de sus pies en cuatro lugares: primero debajo del arco de San Juan "Portalie" en Bermeo, la segunda junto al caserío Itsasalde del barrio Arene, la tercera en el alto de Bengoa y la cuarta en el alto de Gaztelugatxe, junto a la preciosa ermita .

4. Barrio Almike: La ermita bermeana de Almike sería románica en su origen, del siglo XII. Estas ermitas e iglesias hoy llamadas de estilo románico, se expendieron por todo el reino baskón desde la cuna espiritual del mismo que era el monasterio de Leire, gracias a la actividad religiosa y de conversión emprendida por Sancho III “el Mayor” y la orden cluniense. Hasta entonces, los bizkaínos se mantenía aún fieles a su antigua religión baskona, a tenor de la escasez o nula presencia de restos cristianos en el señorío.

5. Mundaka: En 1051 el obispo de Alaba concedió las tercias de Mundaka al monasterio de Santa María de Axpe. También aparece en otros documentos de 1070, 1071 y 1085. No se conservan restos románicos aparentes en su iglesia parroquial de Santa María .

6. Axpe de Busturia (antes Izpea, quizás de Aitz-pea): Documento mencionado de entrega el 30 de enero de 1051 de sus propietarios el tenente nabarro de Bizkaia Eneko López “Ezkerra” al obispo García de Alaba, al que a su vez favorece con las tercias de Mundaka, Bermeo, Busturia, Udaibalzaga, Gernika, Luno y Gorritiz. No quedan restos románicos. Aparecen caballeros de Busturia de testigos en varios documentos del siglo XI.

7. Murueta: En el documento de 1070 de Mundaka aparece Enneco Didacoz de Murueta, que también aparece en otro de 1093 al respecto de la ermita Alboniga de Bermeo.

8. Gernika: Entonces puerto de Luno, aparece el nombre en el documento mencionado de Axpe de Busturia de 1051. Se trata de un cartulario de San Millán de la Cogolla, dice que en tiempos del rey nabarro Garsea IV “el de Nájera” al que pertenece el monasterio riojano: “Et ego Garsia nutu Dei pontifex cum consensu clericorum meorum simili tenore donatione confirmati- oneque,promitto et condono praefactu Santa Marie cenobio illas tertia de Udai Balzaga, et de Luno, et de Gernica, et de Gorritiz en naiuso, et de Vermeio, et de Mundaka et Busturi assuso, ad intgritate confirmo donandapar eterna secula, amen”. En 1162 Lope Díaz de Haro donó un collazo gernikés a San Juan de Gaztelugatxe.

9. Forua: Los restos excavados en San Martín de Forua han dado dataciones altomedievales del siglo XI, además de un templo de época romana del siglo IV sin continuidad en el tiempo.

10. Luno: Aparece en el documento mencionado de 1051.

11. Gorritiz (Luno): aparece mencionado en los documentos vistos de 1051 y 1070.

12. Busturia: Barrio Paresi, Sollube, cuenca baja de Urdaibai con una ermita dedicada a Nuestra Señora de la Blanca o de las Nieves. En el documento de 1051 aparece “Baretzi” dependiente de Santa María de Axpe. La ermita fue reconstruida varias veces y se usaron cuatro fragmentos de estelas decoradas con discos solares de radios rectos, motivos astrales y cruciformes altomedievales.

13. San Pelaio (Bakio): Antes pertenecía a la villa de Bermeo, el mejor románico de la comarca, está en la antigua ruta secundaria del Camino de Santiago costero. Edificio románico con un vano de medio punto de acceso y un ventanal abocinado abierto en la cabecera, ambos románicos construidos sobre el año 1200. Quizás la donación de 1071 de doña Tecla al monasterio de San Millán donde se menciona “Bachio” pueda ser una ermita anterior. Julio Caro Baroja en “Historia del País Vasco. Tomo V”: “por ejemplo, en Baquio se registra la existencia de la iglesia parroquial de San Pelayo, un santo que fue muy popular en los reinos de Asturias y León, de suerte que las reliquias que estaban en Córdoba, donde padeció martirio, fueron trasladas a León (en el año 966), donde se fundó un monasterio para darles culto: y en un mal momento para los cristianos fueron trasladados a Oviedo. Es posible que alguna parte de tales reliquias llegaran a Baquio hacia el año 1000”.


14. Ereñozar: restos del castillo-atalaya con monedas del Alfonso I de Nabarra (s. XII), tumbas antropomorfas en piedra altomedievales recientemente encontradas y desde donde se divisa todo Urdaibai. Según la tradición, cerca estaba la casa torre de los Gautegiz construida en el año 798 por García Noreña, de la que no queda rastro alguno. Junto a ella, Fortún García, construyó la casa torre de Arteaga en el 914, que se haría con la posesión de la primera y donde surgiría el castillo actual en el siglo XV-XVI. Mujika y Arteaga, son herencias dadas a dos hijos por Furdado García de Abendaño, que fundan esas dinastías, así es como construyen se las torres y luego los palacios de los mismos.

15. Zarragoitxi (Bermeo): Cima del cerro donde estuvo la casa fuerte de Ermenduna y donde se hallaba antes el alcázar de los señores de Bizkaia del que sólo quedan algunos muros datados del siglo XI, reutilizado el material en el siglo XIV para reforzar la muralla de la villa por donación de Don Tello, esposo de la señora de Bizkaia. Está a la espera de nuevas excavaciones que arrojen más luz sobre su importancia y fisonomía.

Los montes bocineros de la Bizkaia nuclear, Enkartaciones y Durango, servían para comunicar las reuniones de las Juntas Generales que eran itinerantes durante la Edad Media hasta el siglo XV, así como para alertar de la posible presencia de tropas extranjeras. Serían “bocineros” los montes Ganekogorta y Kolitza (Enkartaciones), el Oiz (duranguesado), el Gorbea y el Sollube en Bermeo, el cual daría aviso a Juntas o ante una invasión enemiga a los bizkainos de Bermeo y de toda la comarca de Urdaibai.